Conversaciones que sanan

Gabinete de psicoanálisis en Badajoz

¿Cómo te voy a ayudar?

Como experto en el funcionamiento de la mente humana atiendo a personas que están desorientadas en su desarrollo personal, sienten un malestar anímico sin una causa determinada o a aquellas que, sin tener un síntoma concreto, vienen a sesión a expresarse libremente, a resolver algún conflicto puntual, a meditar o a sopesar acerca de sus experiencias o decisiones.

Leer más

Te recibiré para escucharte atentamente, para hablar en un entorno seguro, para ayudarte en tus reflexiones, para aclarar tus pensamientos, para aliviar tu malestar; para guiarte a expresar tus sentimientos, a través de tus vivencias y de tus sueños resolviendo inseguridades, preocupaciones y miedos.

¿Qué vas a obtener?

  • Un mayor conocimiento de tí mismo/a.
  • Comprensión de tus problemas y limitaciones.
  • Un equilibrio óptimo de la autoestima.
  • Una imagen propia positiva.
  • Relaciones saludables.

Pide tu primera cita. La segunda sesión es gratis.

Reservar tu cita previa por WhatsApp, el teléfono está silenciado durante las sesiones.

¿Cómo el psicoanálisis mejora tu vida?

Un análisis profundo de tus experiencias, especialmente las de la infancia y la adolescencia, permite que comprendas cómo esas vivencias están pudiendo afectar a tu comportamiento, a tu manera de sentir, a tus decisiones y, por supuesto también, a la forma que tienes de relacionarte personal y profesionalmente con tu entorno.

Descubrir detalles de tus experiencias vividas, que parecían estar olvidados, y revivir emociones a través de las historias que cuentas en sesión, es el camino para que puedas vivir con mayor bienestar. 

¿Cómo es la terapia?

En las sesiones tu objetivo principal es contar aquellos momentos que recuerdas de tu vida, de algo que te ocurrió, que te dijeron; algo que pasó hace días, meses o años; hablar de tus sueños también. 

Es hablar de historias vividas, cuanto más precisas, más concretas y con más detalles mejor. Es común que al principio cueste más o incluso no seas capaz de recordar muchas cosas, pero es algo que se va consiguiendo conforme avanza el análisis. 

“Venir al psicoanalista es como querer entrar al sótano o al desván para limpiarlo, ordenarlo y deshacerse de lo que es desechable.

Es ese lugar que se visita poco o nada, donde predominan las sombras y a donde, quizás, tú hayas querido asomarte con la luz de una vela, pero como decía una famosa serie, ‘la noche es larga y alberga horrores’.

Por ello, vas al psicoanalista, para buscar una guía, un apoyo, un soporte que te acompañe con la luz de una gran linterna por esos rincones oscuros y esté contigo hasta que puedas hacerlo por ti mismo o por ti misma.”

Jose Antonio Linares